Tener unos espermatozoides sanos es un factor fundamental en la fertilidad masculina. La dieta influye en todos los aspectos de nuestro bienestar físico y psíquico. Si sois una pareja que estáis intentando concebir, es posible mejorar la calidad del esperma eligiendo correctamente los alimentos.

Hay una serie de marcadores que nos indican si el esperma es de buena o mala calidad, que son:

  • Recuento de esperma: concentración de las diferentes células espermáticas en una muestra.
  • Morfología del esperma. Tamaño de forma promedia de las células espermáticas.
  • Motilidad del esperma. Fundamental que tengan una buena motilidad para poder fertilizar al óvulo.
  • Volumen de semen. Es necesario tener un volumen mínimo para transportar los espermatozoides a través del tacto reproductivo femenino.

¿Qué alimentos promueven que el esperma tenga una buena salud? Te nombramos los principales:

  1. Zinc. Se ha demostrado como uno de los nutrientes esenciales en la fertilidad masculina, al desempeñar un papel fundamental en la regulación del conteo y la calidad de los espermatozoides. Los alimentos que son ricos en este mineral son: carnes rojas y aves, ostras, mariscos, nueces, judías y otras legumbres, productos de grano de trigo integral, productos lácteos.
  2. Vitamina B12. Junto con la vitamina B9 (ácido fólico), ayuda a la hora de prevenir los defectos del tubo neural. Es capaz de mejorar la motilidad de los espermatozoides, reduciendo el daño del ADN de las células espermáticas, y además de aumentar el conteo. Los alimentos que lo contienen son: pescados y mariscos (en especial las almejas), carnes y aves (hígado), productos lácteos, huevos…
  3. Folatos. Es una vitamina B que se ha vinculado a la salud del esperma. Cuando los niveles de folato son bajos se asocia a daño en el ADN espermático, menor densidad de esperma y bajo recuento de espermatozoides.  ¿Cómo se puede aumentar? Con verduras de hoja verde, frutas y zumos, nueces, guisantes, cereales integrales…
  4. Vitamina C. Rica en propiedades antioxidantes, mejora la motilidad, el conteo y la morfología de los espermatozoides. Para ello consume mucho cítrico y frutas, pimientos rojos y amarillos, patatas, verduras como tomates, brócoli…
  5. Vitamina E. También rica en antioxidantes, protege las células espermáticas de los daños a través del consumo de nueces y semillas, verduras verdes…
  6. Vitamina D. Propicia un aumento de testosterona; un nivel bajo provoca una mala calidad del esperma. Los alimentos ricos en esta vitamina son los pescados grasos como el salmón, la caballa, el hígado, queso, huevos y lácteos.
Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *