Cuando oímos hablar de “micropene” lo que nos viene a la cabeza son connotaciones negativas. Siempre se tiende a pensar que, cuanto mayor es el miembro de un hombre, mayor placer proporciona. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. 

Hablamos de micropene cuando el miembro en erección no supera los 7 cm; se considera pequeño si se sitúa entre 7 y 12 cm, y entre los 12 y los 15 cm se consideraría de tamaño medio. Se estima que los hombres que lo sufren son uno de cada 889, y su principal complicación es el desarrollo de una vida sexual plena y la baja autoestima de quien lo padece. 

Te nombramos a continuación algunos de los beneficios de tener un micropene:

  1. Es idóneo para practicar el sexo anal, ya que la longitud del pene hace que sea menos dolorosa e incómoda esta postura.
  2. Las mejores posturas para disfrutar al máximo son las laterales (la cucharilla, el molde…) o el perrito, ya que permiten que el pene llegue más profundo. Además de las cuales la mujer tenga las piernas cerradas o hacia arriba. 
  3. Es ideal para practicar el sexo oral, ya que no requiere tanto trabajo de mandíbula y el juego puede ampliarse. 

Ante todo hay que decir que el orgasmo femenino no depende únicamente de la penetración, con lo cual no hay que relacionar el micropene con la falta de placer sexual.

El placer de la mujer está sobre todo relacionado con el clítoris, la zona exterior de la vulva y la entrada de la vagina, por lo que es inútil obsesionarse con el tamaño del pene, puesto que se puede proporcionar placer de igual o mayor modo mediante otras vías.

Tags:

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *