La lubricación natural es una barrera que inevitablemente con el paso del tiempo va haciendo tregua en las relaciones sexuales, ya que la sequedad de las mucosas genitales o anales viene provocada por la falta de lubricación. Es por ello que llegado el caso, debemos hacernos con un lubricante que nos ayude a disfrutar plenamente de nuestras relaciones sexuales.

Actualmente podemos encontrar infinidad de variedades de lubricantes: de silicona, oleosos, de base agua, de efecto frío/calor, de distintos sabores… por lo que además de cubrir su función esencial que es la lubricación, también nos ofrece muchas posibilidades para utilizarlos como complemento esencial en los juegos preliminares.

A continuación te explicamos los tipos de lubricantes que hay:

  1. Lubricantes a base de agua. Es una de las mejores opciones para favorecer la lubricación íntima; es un producto ligero y como gran ventaja, es el mejor lubricante para su uso con preservativos. Se puede utilizar tanto para practicar sexo vaginal como sexo oral, además de sexo anal. En la web del Museo Erótico de Barcelona podrás encontrar entre otros, este lubricante base agua de sabor fresa: https://boutique69.com/es/tiendafisica/1063-gel-inlube-sensacion-natural-nuei-8414606513376.html
  2. Lubricantes a base de silicona. Es más denso que el de base agua, por lo que es más recomendable para la práctica del sexo anal. Al igual que los anteriores, también son compatibles con el uso del preservativo.
  3. Lubricantes a base de aceite. Recomendamos no usarlos; su uso estuvo muy popularizado pero este tipo de lubricantes dañan el preservativo y llegan a romperlo. Puede ser una opción para el juego, pero nada más.
  4. Lubricantes caseros. ¡De ninguna manera! Hay quien todavía recurre a métodos caseros como la mantequilla, el aceite de bebé, el aceite de palma o coco o incluso el de cocina, bronceadores, vaselina o cremas hidratantes. Todas estas soluciones que podemos pensar que son inofensivas van totalmente en contra de las recomendaciones de la OMS.

¿Cómo saber cuál es el mejor lubricante?

Cada persona responde de una manera individual a los productos, por ello es importante probarlos antes de las relaciones sexuales para ver la reacción de la piel.

Los lubricantes deben situarse en un con un H en torno a 4,5 si es para uso vaginal, y en torno a 5,5 – 7 para su uso anal. Si se utiliza un pH superior se puede correr el riesgo de contraer infecciones.

Si estáis intentando convertiros en padres, es importante saber que algunos lubricantes pueden afectar a la movilidad de los espermas, así que es importante elegir un producto que pueda garantizar su motilidad. Para ello, lo más adecuado siempre es consultar al farmacéutico o ginecólogo.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *