Para disfrutar plenamente de las relaciones sexuales es necesario entrenar el tono y la fuerza
de los músculos vaginales. Durante el acto sexual implicamos casi todos los músculos de
nuestro cuerpo, por lo que el buen estado físico es necesario.
¿Cuáles son los ejercicios ideales para mejorar nuestra salud sexual?

  1. Sentadillas
    Son ideales para tonificar y dar forma a piernas y glúteos. Pero la circulación que se
    genera en la zona lumbar también puede despertar tu apetito sexual. Además permite
    entrenar los músculos en los momentos en los que la mujer quiera tomar el control de
    la situación arriba.
    Realiza 5 series de 10 descansando entre cada una. La forma correcta es abrir los pies a
    la altura de los hombros y bajar el torso de forma recta y flexionando las rodillas.
  2. Puente
    Fortalece los glúteos, los muslos internos y la cadera. Debido a que la pelvis está
    invertida, la postura del puente despierta los músculos del suelo pélvico y puede
    reforzar los órganos sexuales femeninos, lo que puede conducir a orgasmos más
    fuertes y controlados.
    Realiza 5 series de 1 minuto cada una. Recuéstate en el suelo y flexiona las rodillas
    separándolas a la altura de los hombros, levanta los glúteos y aprieta las piernas,
    mantente un minuto en el aire y baja despacio.
  3. Inclinación pélvica
    Fortalece la base y la parte baja de la espalda, que se usan a menudo durante el sexo.
    También entrenan la región abdominal baja y preparan el cuerpo para posiciones
    difíciles.
    Se realiza tumbándose en el suelo con los pies separados a la altura de las caderas, se
    despegan los glúteos del suelo lentamente; luego se aprietan los glúteos y se inclina la
    pelvis hacia arriba y abajo lentamente unos centímetros.
  4. Bebé
    Recomendado para mujeres por poseer mayor flexibilidad y elasticidad. Se recuesta
    boca arriba con los pies en el suelo, eleva las rodillas hasta que toquen el pecho y
    mantenerse en posición fetal con las piernas agarradas durante unos 20 segundos.
    Repetir 15 veces.
  5. Plancha
    Mantener firme los glúteos apretándolos sin dejar que suban por encima de la línea de
    los hombros. Respirar lento y pausado.
  6. Estiramiento horizontal
    Ayuda a apretar el músculo vaginal, y además ayudará a mantener un ritmo más
    uniforme y constante durante el sexo, aumenta la circulación y la sensibilidad. Se
    realizan 5 series de 30 segundos cada una. Se sienta en el suelo y hay que abrir las
    piernas lo más que se pueda, luego tomar los pies con las manos y tirar hacia ti
    meciendo el cuerpo hacia adelante y abajo y mantener en esa postura durante 30
    segundos.

La gimnasia sexual está recomendada tanto para hombres como para mujeres. Para ellas es
recomendable tonificar el tono muscular a través de la gimnasia abdominal hipopresiva.
Trabajar el suelo pélvico y tonificarlo hace que se disfrute más de las relaciones sexuales al
estrechar la musculatura vaginal.
Una de las mejores armas de entrenamiento para mejorar el tono muscular vaginal son los
vibradores vulvares externos. Nos referimos a los que estimulan el clítores y la vulva pero sin
llegar a penetrar. Lo que se pretende es buscar una contracción concreta de los músculos
vaginales a diferencia de las que provocan otros aparatos como por ejemplo el succionador.
Los orgasmos que provocan son diferentes y mejoran el tono vaginal. Se recomiendan tres
masturbaciones a la semana para trabajar idóneamente el tono muscular de la vagina.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *