Los estimuladores de clítoris son sin lugar a dudas el juguete sexual del momento. A finales de 2019 ya se habían vendido en España un 440% más de succionadores de clítoris que en el mismo período del año anterior; está en noticias, memes y seguro que has oído hablar de él.

El succionador ha supuesto un revuelo en la industria de los juguetes eróticos. Se ha viralizado su uso y es el juguete más vendido entre el público femenino. Muchas mujeres han empezado a conocer su cuerpo y a perder el miedo al tabú de la masturbación.

¿Cuál es su ventaja? Se llega mucho más rápido al orgasmo que con los otros juguetes sexuales (se habla de una media de menos de dos minutos), y además es mucho más intenso. Esto es porque el clítoris es una de las zonas más erógenas con más terminaciones nerviosas de nuestro cuerpo.

Pero, ¿sabes cómo funciona?

La mayoría de succionadores son en realidad estimuladores de clítoris que funcionan por ondas sónicas y no por contacto directo, es decir estimulan el clítoris sin tocarlo. De este modo, generan una ligera succión sobre el clítoris que, junto con el vaivén de las ondas vibratorias, hace que la sangre fluya mejor por la zona, aumentando la sensación de placer.

Para ponerlo en marcha sólo hay que pulsar un botón de encendido y regular la potencia. El succionador tiene una abertura redonda que es la que tienes que colocar sobre tu clítoris. Siempre es mejor comenzar con una velocidad suave e ir subiendo la potencia poco a poco, ya que una alta velocidad desde el inicio puede resultar molesto.

Por supuesto, al finalizar es fundamental limpiar el succionador con agua y jabón neutro, dejándolo secar antes de guardarlo en un lugar fresco y seco.

Por otro lado, si bien pensamos que los succionadores de clítoris son cosa únicamente de mujeres, no es cierto. Los succionadores pueden complementar las relaciones de pareja como cualquier otro juguete sexual. Se pueden usar para estimular otras zonas erógenas como el glande del hombre, o los pezones. Además, se puede utilizar como un complemento durante la penetración y ayudarte a alcanzar un orgasmo más placentero; durante el orgasmo de la mujer se producen unas contracciones uterinas vaginales que estimulan más el pene, así que puede ser una opción estupenda para llegar juntos al orgasmo.

El succionador de clítoris, ya sea sola o con tu pareja, será tu aliado perfecto para disfrutar de unos orgasmos mucho más placenteros, o bien para disfrutar del sexo de una forma nueva y divertida.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *