Siempre se ha dicho que las mujeres para llegar al orgasmo lo tienen un poco más complicado que los hombres. Hay estudios que demuestran que sólo el 30% de las mujeres llegan al orgasmo a través de las relaciones sexuales con su pareja.  En general el orgasmo suele producirse gracias a la estimulación de zonas erógenas, como caricias, preliminares, cunnilingus, felación, masturbación, penetración…

Podemos además diferenciar distintos tipos de orgasmos:

  • El orgasmo vaginal: que se produce por la estimulación del punto G, situado a unos 4cm de la entrada de la vagina.
  • El orgasmo clitoriano: el que se consigue mediante la estimulación del clítoris; es muy sensible y con delicadas caricias se puede llegar al orgasmo.

Para alcanzar mejores orgasmos, os proponemos una serie de posturas:

  1. La postura de la silla. El hombre tiene que sentarse en una silla y tú te sientas en su regazo de espaldas. Utiliza tus piernas para subir y bajar y las manos para estimular el clítoris.
  2. Cabalgando hacia atrás. Esta posición es similar a la anterior, con tu chico tumbado y tú de espaldas, de forma que se puede estimular el ano y el clítoris.
  3. El molinillo de viento. Esta postura facilita el acceso al clítoris; apresa a tu chico con tus piernas y que él se encargue de estimular la zona.
  4. El 99. Es la postura de la cuchara, gracias a que los dos estáis tumbados las manos están libres para estimular el clítoris.
  5. El perrito. Es una postura muy aclamada. La chica se pone a cuatro patas y el chico la penetra desde atrás. Además de conseguir una penetración profunda, se puede estimular el clítoris.
  6. Las tijeras. Esta posición es muy simple: el chico penetra a la chica desde el lado y esto permite que su clítoris roce con tu pierna superior.
  7. El tornillo. Puede llegar a ser una de las posturas más placenteras para la mujer porque en ella, el clítoris es presionado y la vagina también es estimulada al mismo tiempo. Ella se coloca en el borde de la cama con las piernas flexionadas y él la penetra arrodillado al borde de la cama.

Estas posturas sexuales son muy útiles para las mujeres que no llegan al orgasmo con facilidad ya que cuentan con la posibilidad de estimular el clítoris y la vagina al mismo tiempo.

¡Anímate y ponte a practicar!

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *