Lejos de lo que se podía llegar a pensar hace tiempo, mantener relaciones sexuales en el embarazo es totalmente recomendable, siempre y cuando no se trate de un embarazo de riesgo ni existan otras contraindicaciones que puedan afectar al feto.  

Durante esos meses las hormonas están muy revolucionadas, tanto que el sexo puede ser mucho más satisfactorio durante estos meses.

¿Cuáles son los mayores beneficios?

  1. Mejora el estado de ánimo. La liberación de endorfinas nos proporcionan un mejor sentimiento de bienestar, y a su vez se fortalece la unión emocional con la pareja. Se combate el estrés y mejora la autoestima.
  2. Se reduce los dolores de las contracciones.  La oxitocina es la hormona capaz de combatir el dolor.
  3. Provoca mejores orgasmos. Debido a la alta cantidad de hormonas, el flujo sanguíneo aumenta casi un 50% y por consiguiente el mayor riego de sangre implica que las relaciones sexuales sean más placenteras.
  4. Ayuda a provocar el parto.  Al final del embarazo, si se prevé que el parto se prolonga, se recomiendan las relaciones sexuales, debido a que el semen posee unas hormonas que pueden inducir el parto. Asimismo, la oxitocina producida durante el orgasmo provoca en la mujer contracciones en el útero que a su vez puede desencadenar también el parto.
  5. Mejora el postparto. Una vez recuperada, volver a mantener relaciones sexuales hace que se trabaje el suelo pélvico y la recuperación postparto sea más rápida.
Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *