¿Es cierto que el sexo ayuda a combatir la migraña?

Quienes padezcan esta enfermedad entenderán bien qué tipo de dolor causa la migraña. Se inicia con una punzada en la frente y se extiende hasta los ojos. Los síntomas van desde las náuseas, la alteración de la visión entre otros.

La migraña es la sexta enfermedad más prevalente en todo el mundo; sólo en España afecta a un 13% de la población, en su mayoría mujeres. Aunque no se conocen las causas exactas, se establece que su origen es neurológico. Es una enfermedad que se presenta por una actividad cerebral anormal, es decir, que algún cambio químico en el cerebro la activa.

Pero, ¿qué tienen que ver migraña y sexo?

Un equipo de neurólogos de Alemania ha descubierto que la actividad sexual puede conducir a un alivio parcial o completo de las molestias producidas por algunos tipos de migraña. Esto es, en muchos casos puede ser más efectivo hacer el amor que tomar un analgésico. Este estudio demostró que más de la mitad de los pacientes con migraña que tuvieron sexo durante uno de los episodios experimentaron una mejora de los síntomas. Uno de cada cinco pacientes reportó una completa ausencia de dolor tras mantener relaciones sexuales.

¿Por qué ocurre esto? La explicación reside en que la práctica sexual desencadena la liberación de endorfinas, los analgésicos naturales del cuerpo humano, a través del sistema nervioso central, lo que puede reducir o incluso eliminar el dolor de cabeza.

Por otro lado, muchos de los fármacos que habitualmente se usan en el tratamiento de la migraña y otras cefaleas pueden afectar negativamente a la función sexual. Según un estudio, al menos un 20% de los pacientes en tratamiento por migrañas refería una clara disminución del deseo sexual.

Obviamente, el sexo no es un remedio para todos los tipos de migraña pero claramente actúa en beneficio de aliviar el dolor de los casos más leves. Si bien es cierto que en momentos en los que el cuerpo tiene algún tipo de dolor, el deseo y la capacidad de excitación disminuye; es por ello que no todo el mundo puede superar el estadio mental de dolor con el deseo de tener un orgasmo; dependerá de la persona y la lucha que se da entre la voluntad y la dolencia.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *